Bosques y máquinas//

“Somewhere Nabokov is smiling, if you know what I mean"



¡Mil cineramas en el cuerpo!
28.5.10 @ 2:40 p. m.

LOST me ha dado un plus para las percepciones fílmicas. 

[Nos ha dado puntales, ¿alguien que ha visto Lost, episodio tras episodio, podría afirmar que no le ha dotado de mucho más que un divertimento, una proximidad, un recuerdo dentro de otros?]

Tengo al cuerpo lleno de Lost.

Etiquetas: ,


The Dark Night en un pin up temporal
27.5.10 @ 6:24 p. m.

Las películas son como avatares que nos componen, pensaba mientras recordaba a Batman frente al Joker interrogándolo. Batman en uno segundos se asemejaba a un policía furioso y Joker al niño más endemoniado de una correccional. La Banda Sonora marcando momentos. Smashing Pumpkins dejando su estela de sonidos agresivos y sexys [relaciono a los SP con los punteos cinematográficos batmanianos].

Los discursos moralistas atraen a los ortodoxos. El odio a las putas, por ejemplo. En ese punto, The Dark Night aparece como un film que una vez más rompe con lo lineal. No es como la onda de los Watchmen, tan torcidos y heroicos. No, Batman vive  en un tensión constante en medio de sus millones de dólares y sus performances de playboy. Es un solitario que ama la noche porque en ella puede ser un murciélago que cuida a su oscura ciudad. Un héroe de la noche.

El cine, hace tiempo que se ha volcado efervescentemente a los héroes que no se ajustan a los moldes paradigmáticos. Un antihéroe puede ser un héroe vilipendiado, pero al final el espectador elige a sus personajes, en un proceso de empatías y sueños. Y todo eso es tan rico y disímil, que en el contraste con la realidad fuera del celuloide, te preguntas: qué tipo de ciudad es en la que vivo?, cómo nos vamos a estructurar como ciudad si no existe un Batman que vele por nosotros?. Si busco a un superhéroe voy al cine, como en un encantamiento al que acudo por propia voluntad. Esos espeluznantes villanos que corroen sociedades, existen allá y aquí. Allá en el cine, suelen ser derrotados.


Etiquetas: , , , ,


Contradictoriamente
26.5.10 @ 1:24 p. m.

Como en una de esas películas en las que cada secuencia se despliega inusitadamente, así va tu film x. Le das tu propia marca, alteras el básico guión, un destino que se imbrinca, se llena de otras escénicas dotadas de muchas cosas atmosféricas. Así que la delicada música de Colleen es perfecta para el playlist de las fragancias y los cines.

Pausas. Flowers. Comics. Filosofía.

Etiquetas: , ,


Dum dum
23.5.10 @ 12:39 a. m.



Pintaré el columpio de rojo en mi cartón, mamá. Todo está demasiado oscuro, prenderé la linterna y te dibujaré como mi hada reina. Dum dum.

Etiquetas:


Uh, speech.
21.5.10 @ 6:38 p. m.

x818gif


Descalza para aprehender el swing de los días fílmicos.

Imagen vista en this isn't happiness.

Etiquetas:


El desconocido de la ruta B-2
20.5.10 @ 7:40 p. m.





x818gif

Cada día estaba en esa parte del vagón como un vigilante. Nadie sabía que era el nuevo Mesías, tu salvador.

....


Imagen vista en this isn't happiness

Etiquetas:


Movilizo a mi palanca japonesa con extrema delicadeza. Monstruosamente!.
19.5.10 @ 5:33 p. m.

Así lo escribí en twitter, dando saltitos en círculos. Sí, con magnética de risa. De mí. Me veo como ese muchacho que para hacer un graffiti, se subía a una banca, y quedaba situado entre la pared y el vacío. Si se caía, se rompía la cabezota. 
No hay té. Bessie Smith canta Baby Doll. Veo a la neblina pegada a la ventana. Va a entrar a la sala de esta casa, en la que estoy. Pequeños ruidos cósmicos. Me levanto a tomar agua. Vuelvo y soy consciente de que los detalles de esta tarde son como gotas de lluvia sucia. No los puedo contar y sé que anotarlo acá, opera como un dispositivo de liberación. No sé cómo les va a ustedes en  los días fríos. Muchas personas se deprimen y se esconden o por el contrario, quieren ser muy sociables. Aferrarse al mundo, a todas sus ventanas, sus supermercados, sus fiestas, sus laberintos. A mí me alientan hacia la autodestrucción que se convierte en fuente de vida. Es un proceso que no me provoca, describirlo. E imagino que es intuido por quienes tienen idea sobre los actos que requieren esfuerzo y alegría. No entiendo por qué debería legitimizar a este proceso únicamente con angustia. Creo que estar demasiado triste no es deseable ni siquiera para acometer el impulso snob de verse como personaje de film de la nouvelle vague. Y languidecer de noches musicales con Chet Baker y Satie.

No estoy llena de pavor, pero veo al pavor en las palabras y en las cosas aparentemente genuinas que se develan en una mirada de vampiro. No sé si estoy expresándome claramente. No buscaré la alabada claridad a costa de destrozar lo que me constituye.  Como si debieras lanzar imágenes amables y mostrarte encantadora, como si debieras conservar ese status a como dé lugar. Como ustedes, creo que se dan cuenta,  tengo atracción por franquear los límites. Como a algunos de ustedes, siento que la marca deleuziana ha sido muy benéfica. Por eso no me interesa explorar las rutas de la cólera, aunque no sea ésta vuestra Rain/ Vier_minuten, un ejemplar especimen de la paciencia.

[Cómo afrontan ustedes los acontecimentos duros?]
Cerca de mí veo a una mujer anciana que no se deja abatir por los achaques y las caídas. Ella es mi apologética de los días que pasan. Su vida es muy simple, muy cotidiana, pero no por eso menos pesada.  Es ejemplar.



....


Mi palanca japonesa es un dispositivo concreto y funcional. Existe en mi mente. Tiene mucho del imaginismo fantasmal y de las películas sobre monstruos. Y pequeñas y sustanciosas dosis de inoculaciones filosóficas. 
Lo crucial pasa por vivir una soledad alimentada de compañías, té, escénicas, viajes. No me conformo con los planes del viajero paradigmático. Siempre estoy viajando.


...


Aún me resisto a ver a Freddy Krueger en nueva versión. Aunque decir nueva versión sea una paradoja, nada rica. Monstruosamente. Uf.

...
Tengo a Bjork atravesada en unos bellos trazos, a su voz y su platinium impacto. The venus of the music. Yeah. 
Mientras veo a Bjork vestida de cisne me digo: haces bien en atacar tus lastres. Panorámicas del cuerpo. Ataque al individualismo. Un rastro de fango. Me saneo [aunque siempre nos intoxiquemos de algo..], aleluya.

Hasta pronto, queridos desconocidos.

Etiquetas: , ,


Fuzz!
17.5.10 @ 2:14 a. m.

Si te dicen frívola porque te gusta ver vitrinas que exhiben ropa que no comprarás, no te inquietes. O de pronto ni te importa. La designación resulta algo parecido a un slogan. Te convierten en un arquetipo. Te denostan alegando idioteces.

Así, de golpe, recuerdo escenas de Chungking Express, porque asocio el magnetismo de los lugares japoneses con las vitrinas, los maniquís, la exuberancia de los personajes tristes. Siempre, viene la paradoja.
Vivir en este tiempo, en el que los excesos se decantan frente a los miedos [la ola paranoica /sida] te arroja a lugares comunes con frecuencia, a las cosas convencionales. Destruir algo de ese enmarañado te convierte en uno de esos posts-humanos. Se siente a todo lo transitado, como el pasaje de un túnel, caminos oscurecidos que se salen de las carreteras. No hay pizca de melancolía. El noise brutal de los días sexuales existe como una marca de identidad. La forma del cuerpo está hecha de ruidos. Y qué difícil es ser a veces silenciosa.

Podrías llenarte de textos Wittgensterianos, de recursos filosóficos, de objetos hermosos, de toda clase de objetos. Y ni así llegaría el misterio. Te tropiezas con tu gesto esquizo. Escribes.  Todo se reordena sin desesperación. Post-it tras post-it, tazas de té, o lo que te guste, invitaciones, carteles de cine clasificados, números telefónicos, mails, mp3s, sistemas secretos en algún pin up de los silencios. Escribes.

Los acontecimientos se cruzan contigo. Escribes.


Etiquetas: ,


Alternadamente
16.5.10 @ 1:14 a. m.

Leía twitter multisensorial y entre tantos ritmos me deslizaba y deslizaba como jugando. Vortexxx. 

Lou Reed y Shintaro en un pin up alternado con otros pin ups. La propia voz perdida en los pleamares  de la madrugada. Me he atrasado escandalosamente con algunos deberes. El bólido tiempo se lleva algunos escasos rastros del amorous. 

Hoy me caí estrepitosamente y fui atendida por varias personas. En el filo de una vereda húmeda, caminando distraída. El juez Garzón ocupaba mis pensamientos. Mi caída no importa. Importan otras. 

Sentirse frívola al paso. Un especimen rayando el pop filozombie. No, no. Es reconfortante en el óptimo sentido, entregarse a Spinoza. Un must profundo, mientras ves maniquís con expresiones melancólicas en las vitrinas. El piso abrillantado de las tiendas, el marco de las puertas, arquitectura funcional y bella. Los miradores. Y Spinoza entre los reductos. Una manera de no caerse a otros hoyos. Plateaux.

Etiquetas: , , ,


Twitter volátil no volátil
14.5.10 @ 6:22 p. m.

Escribo en el reverso de las cosas domésticas.

Los primeros oleajes fríos han llegado. Twitter en el medio como un tablero móvil. Tengo muchas ganas de escribir y el post opera como una anotación de más de 140 caracteres. Si me dejo guiar por los favoritos que me marcan, diría que he empeorado. Ni menciono nicks, tan sólo digo que soy impopular ciento por ciento, pero no porque hable mal de los que escriben en twitter o lance denuestos a diestra y siniestra. Si no porque soy incapaz de desarrolllar cadenas de social influjo. Y paradójicamente, me dejo envolver dentro de los piélagos tuiterianos. Oh, sí, las afinidades invisibles.
No uso facebook. Mi flickr está perdido. Lo retomaría y le daría las fotografías del tren, las esquinas de la ciudad trastornada, los focus del verano que se fue. Ráfaga por ráfaga. 

Al mismo tiempo siento que twitter como bloque expandible es un hogar mutante, una zona que es refugio en el sentido de congregación inédita. Somos miles y nos acompañamos, somos los solitarios, somos los diversos, los noctámbulos, los matinales, los pasajeros.

En twitter, existe la norma no escrita para muchos de favear a los que te favean y siguen. Lo que opera como un intercambio de favs, un corolario de agradecimientos. Por mi parte no sigo simultáneamente a varios tuiteros que suelen ser mis favoritos. Eso es incomprensible, lo percibo. 
Me pregunto cómo el poder de las redes sociales puede crecer y a la vez ser tan volátil. Para mí funciona como un gran campo magnético, donde sé que lo más gratificante es en sí la escritura, lo que se pierde y recupera en la memoria y en el attachment de lo que no descartas. Las ideas, los procesos, el paso de las afinidades invisibles, la lejanía del sonido trash.

Y no desprenderse de lo que te recuerda cuáles son tus roadsides, los opuestos, las  coordenadas distintas, lo lejano. Tú eres tu storyboard. No importa si no eres un numen, si no eres una musa. Importa el efecto,  sónica por sónica, con el post-it veloz, las cosas simples. Todas las incertidumbres.
Espacial. Esa clase de lluvia que te transforma. Vamos, cuerpo.

Etiquetas:


Los viernes virados
@ 2:32 p. m.

Ensambles personales.


Los viernes no son tus viernes V. Son días cubiertos de textos under. Días de pausas y buses. Escuchar que arruinaron a Freddy Krueger. Fango! Los tenebrosos personajes cinematográficos lanzados a la bruma del horror fake. La cosa tiesa. Cinemática de luces caídas.


Me resulta difícil desdecir a las voces en las que confío. La importancia de confiar es como darte algo invalorable. [lLas afinidades invisibles]. Luego, me pregunto: Acaso no vas a ver la película porque leíste el post de Sergio Colmenar?. En este viernes virado no la veré. Esperaré un poco, con trazos de tijeras garfios, de un rostro granoso, de un sombrero raído. De un espanto borrado.

El tip de los días girados. Un anaquel lleno de comics en el centro. Iro Man star se quedó erguido frente a la Corporación de armas. Un embudo roto, un pito, juguetería de cartón y el rayo laser dibujado en un papelógrafo.

En el ensamblaje de estos días, a quién le agradeces las pausas? me pregunto, me interpelo y un sonido trash se filtra entre los objetos. Ya no hay hielo y sex.

Etiquetas: , ,


Exquisita no exquisita, uh.
@ 2:00 p. m.

Me gustan Los Mirlos. La cumbia de las raíces. En las rutas del Kurupí, me reencontré con ellos. Bambalinas en honor a la Amazonía peruana.
Hoy me dijeron exquisita y pensé en si sostendrían ese adjetivo al saber que me gustan las cumbias. Las primigenias, sin gran parafernalia. Luminosas y con ese rayo fever de la erótica que distinguen a los que viven en los trópicos. Oh yeah.

Etiquetas: , , , ,


Efecto hiperboreal
13.5.10 @ 6:27 p. m.


Me he re-enamorado de Kafka fabulador. Y encarné en un gato salvaje durante una siesta que duró menos de diez minutos. 

El otoño, los punteos de twitter, las palabras, Carnal Art, la computer que no es mía, el origami rescatado, las revistas satinadas con historias dementes. Toda la ciudad. Todo influye sobre mí como un efecto hiperboreal.
 

 

Etiquetas: ,


The Size Queens y la espalda
11.5.10 @ 6:22 p. m.

El cuerpo descansaba y era por ejemplo para mí que lo miraba, un punteo de 15 Twenty Minutes. Después de leer sobre nihilismo, la espalda que miraba era el revés de un texto ácido que se convertía en una canción. Me iba a buscar el post-it del día. Tocaba las persianas, apenas con un ruido perdido en la mañana. Eléctricamente me sentía como si fuera un personaje reflejo del cuerpo dormido.  Un órgano del cuerpo, un impacto de sus ojos cerrados, de la curvatura del cuerpo que respiraba levemente. 
Colillas de cigarrillos en la mesa, vino dulce, un cd' de The Size Queens. Sumergida en la transpiración lenta, las mallas húmedas, el olor de la habitación, un lanzallamas invisible. La espalda perfectamente inmóvil. Necesito a un Goya contemporáneo que dibuje tus monstruos, tu espalda, tu sexo, me dije.

No blasfemes, Goya es Goya, la espalda que ves es una espalda que podría estar entre réplicas de miles de espaldas bellas. Sujeté una crayola roja y dibujé a la espalda, terrestre, cercana. Silenciosamente, al borde del nuevo día. Especulación.


Etiquetas:


Sónica de la altanoche
@ 1:52 a. m.

Escucho el programa de @altanoche mientras duermen en esta casa y dibujo a una pequeña Hypatia en zapatillas. Dibujo torpemente y me río, pero ella es Hypatía y sus tenis son rojos.

Un pin up tras otro pin up musical. Os mutantes y el pleonasmo. Té.

[Krauss y Gokú] Los ribetes de la noche y los papeles cruzados. 
Leía unos tuits de Paloli y me quedé pensando en el under de los curadores de arte. Paloli. 

Paseos por los puentes y los miradores. Pedazos de lunes como el de ayer que fue soleado y húmedo. Las caras  de una ciudad llena de esquizos y escénicas de contrastes.

Han escrito posts con fondo radiofónico?. Se siente como si estuvieras caminando en un bar solitario, con una rockola eléctrica en la madrugada. Es ahora. Y en la mesa tienes papelitos, así que si te animas escribes un post-it sobre algo como recordar que necesitas los stickers para el escritorio, y la caja de frunas para D. Clac, la rockola resuena en la sala. Paquito y los alter-egos. Baila peregrino, baila cowboy Behop, baila Kikí.
Baila superhéroe de la viñeta viva.

Qué te provoca la noche radiofónica, la altanoche?.
La imagen de la arena en un desierto lejano, con sus adolescentes ebrios en la madrugada, moviéndose en el terraplén dorado de una casona con techo de tejas blancas. Buuuuum, allá vienen Beatrix Kiddo y Zatoichi.

Huye el oldboy, viene Aletia, la adolescente de Gaza. Boquitas pintadas de Puig. Enamorados sigilosos con mochilas que duermen en áticos inmensos y proyectan en alta resolución Recuerdos, de Woody Allen. Los besos y la balada, adolescente huesudo.
 Y textos de Genet en papeles que vuelan en el desierto. Un plano felliniano, la irrupción de Bowie en el ecran al aire libre. Vámonos al mar, Lou Reed.

Alguien grita Indígena en la altanoche y estamos caminando por las dunas. Dime, si esta arena que se escurre en nuestros dedos no es como el polvo de nuestros días? Al final del pasadizo del desierto estamos tú y yo.


Etiquetas: , ,


Las playas nebulosas
10.5.10 @ 6:20 p. m.

Lima es la ciudad en la que los contrastes son feroces. En todo. Su peligroso modus operandi te violenta si no conoces sus playas, sus nebulosas playas.

Lima es el focus de las playas con zoom. Ahora que otro verano fílmico se fue, queda la claridad de la polución. Es más evidente la sucia franja del océano, el mar parece un monstruo. Siempre el monstruo más hermoso e infinito..
.
.
.
.
.
.
.
.

Voy por el té de menta. Gloomy Sunday cae sobre los dedos, Lydia Lunch.


Etiquetas: ,


Notas a partir de un disloque cinematográfico
8.5.10 @ 2:26 p. m.

Me importa la imagen, en una panorámica que tiene a las ideas entre fisuras. No tienes la idea en bandeja, la moraleja, el consejo. No. Pensando en ello me disloqué cinematográficamente viendo hoy a Philip Seymur Hoffman joven, barbón, gritón y a una Holly Hunter muy lejana de la que vemos en Crash, la película de Cronenberg. Sé que esta es una impresión que se remonta a los primeros espectadores de films, que abandonaban las salas  cuando veían de pronto a un actor que antes había sido un personaje que moría y al que en otra película lo veían radiante, o sino normal, sin señales de enfermedad alguna. Otro.
Lo que me guía hacia pensar en un futuro en donde existirá una población de actrices y actores. Tal vez radiquen en comunas llenas de esplendor, en bloques diferentes, por zonas con rascacielos llenos de armonía, después de que la fase post-nuclear ha pasado. [La reconstrucción de las ciudades a partir del imaginario cinemático, ¿la imaginan? oh yeeé]
Una necesidad del cine como abstracción, verdad, proyecciones. La existencia de ciudades cinematográficas, con todos los estilos posibles. En alguna ciudad los niños precoces enamorados de los cineramas intervendrían en los diseños de androides especiales, clowns para los planos temerarios.
Las ciudades de los pornos actores, ¡un momento!, ¿acaso existiría el porno como concepto virulento de sexo abrasivo?. No sé. Ese es un enigma, piénsenlo.
Por ahora me quedo pensando en una sala con un ecran gigantesco donde proyectarían una película absolutamente clásica: Roma, de Fellini. Monjas y curas desfilando con pasitos coquetos. Ah, qué maravilla del retroflash.

Etiquetas: , ,


Un pin up de la madrugada
@ 5:39 a. m.

Hoy supe que twitter me ha dado cual máquina de hacer pájaros, maneras de transitar los días, las noches, cada secuencia inesperada. Siempre sentí a twitter como una zona móvil plena de roadsides diversos. Ahora opera como si fuera un espacio de cineramas. Constantes, cambiantes, paradójicos. Y las diferencias son necesarias. A mí me esclarecen y me azuzan la nota rock. Mucho rock y golpes filosóficos. Lo dije: no soy culta, sino una constante estudiante. A veces [es inevitable el a veces] me descubro en los otros, me siento como un pase de página, un recuerdo diluído, me vuelco a la zona y escucho. Tantos ritmos retroalimentados. En otros instantes, aleteo otros punteos. Bruuuúm, el sonido lejano. Como si pasaran tractores, como si sonaran tragamonedas, como escuchando el rebote de voces en medio de fisuras. Me levanto en esos momentos, preparo mi té, salgo al pasadizo. Suena mi celular, contesto, me conmuevo. Me quedo paralizada. Y al minuto siguiente, vuelvo a twitter.

Etiquetas:


Situaciones fílmicas [ I ]
6.5.10 @ 4:32 a. m.


El humo del cigarrillo que se eleva desde un balcón a otro. La forma en que  la mujer triste sostiene el cigarrillo. Grises en el cielo. Pasan los pájaros por los cables de alta tensión. Nada sucede aparentemente, y de pronto un vulgar grito de alguien que no importa. La mujer triste piensa en la dinámica del aire y va hacia la computer. Lo escribe.

...

El muchacho que vive en California cuenta que un pañal ha detenido a la ciudad, camino a los bares, un suceso. Un pañal de un viejo yonqui, quien lo ha tirado a la cara del Gobernador, en una de sus demenciales borracheras [la memorable]. Ni siquiera los recios guardaespaldas han sido capaces de detener al pañal que ha caído violentamente en el rostro del Gobernador.
Un zoom para California.

Etiquetas:


El post-replie
3.5.10 @ 7:53 p. m.


 También sacude las cosas de su mesa de noche con un gesto displicente. También se baña escuchando el eco de su horror-dream en menos de siete minutos. También desayuna con psicotrópicos mentales. También me mira desde su agujero negro con trece cigarrillos que no fumará. También hojea historietas del noir amorouso mientras los sonidos de la ciudad pasan aleatoriamente, ¡bum, crash, truc, crock!.

También sueña con robots corriendo bajo la lluvia. También se enamora de los personajes outsiders. También sabe que viajará a las fronteras palestinas con sus cuadernos velvets. También se ríe de las viejas formas del amor. También nada en las espirales del deseo. También encuentra fantasmas en los libros. También va al cine con frecuencia y se apropia del ecran como un niño salvaje. 

También dibuja textos que huyen de la rosa jamás under.  También me busca en su piel erizada por las alucinaciones escritas. También me encuentra en una calle de Bruselas y me dice: no vengas, no vengas. También ama a los niños de la lluvia y a los trans-humanos. También  arde en una calle de Beirut. También filma historias de las monstruosas y los amaneceres en una ciudad post-apocalíptica. 

También recuerda a Frannie y a Zooey Glass en algún momento radiante o cuando extraña algo indefinible. También colecciona olores en frascos pequeños, de dioramas y cosas sencillas.  También escucha a The Black Heart Proccesion en las noches. También  me busca como yo busco señales digitales del amorous desconocido. También me espera en un texto X.

Etiquetas: , , ,


Rafaello dice: También, y quiero escribir un post-replie
@ 7:50 p. m.


Son momentos preliminares a la sensación de climax. Un pasaje. El post en sí mismo es provocador de una iluminación que sabes no debe quedarse sin un replie. No debes demorarte ni meditar demasiado, o no debes ni siquiera meditarlo. En este instante no hay espacio para el post deliberado con detalles pensados. Así lo veo, así lo percibo como si estuviera insuflada de partículas lumínicas que puedo tocar, que flotan y me intensifican como si fuera una savage sin salida. Y no importa, no busco salida. Acá el té se ha enfriado. Lo voy a saborear, escribiendo. Voy hacia el post-replie de este post de Rafaello, como entrando a un ejercicio gozoso, una manera de fluir en el film x con una escénica instantánea.


Y le dejé este comment: [¿lo colocaré en el post-replie?]

Rafaello, el post, tu post. provoca un replie y me atrevo a lanzarte desde esta ventana, algo:
También me mira desde su agujero negro con trece cigarrillos que no fumará, también me persigue pero no se descubre, también me desconoce pero me dice en sus sueños: no vengas, no vengas. También me busca en su piel rota por las alucinaciones escritas. También, también....


Velvets, querido Rafaello.

Etiquetas: , ,



◄ Older & Newer►

contents © http://postdrunk.blogspot.com 2011


entries others