Bosques y máquinas//

“Somewhere Nabokov is smiling, if you know what I mean"



Me preguntaron: ¿de dónde eres?
25.11.09 @ 2:10 a. m.

En twitter fue lanzada la pregunta. Mi respuesta fue inmediata, focalizada y sin dudar. Respondí: De Lima volátil y concreta. Pasó un minuto y pensé: Lima es el espacio geográfico, la zona de los sueños, la ciudad natal, el punteo de las epifanías, la ruta del golem, la demencia, el secreto que se cae por pedazos. Lima.

Y siento como si todo eso se agigantara en la zona twitter y vamos, lo digo porque te sientes en un lugar que es mil lugares donde el transformismo es completamente natural, donde las contradicciones y las diferencias, las afinidades y los deseos se aproximan entre sí y es algo muy fresco. Lo probable es que twitter no me extrañe a mí, pero yo lo extraño cuando pasan las horas y no sé qué están diciendo en 140 caracteres. Me he convertido en una habitante en un hogar de sonidos, todo hecho de sonidos donde la abstracción es tan sólo una manera de ir hacia lo musical.

De desayuno y ganas de dormir, de nuca mojada y de esos ojos preciosos que recuerdas cuando canta Frank Black. Todo pasa y renace en twitter como en Lima, la ciudad, como en Brooklyn o Tijuana.

.
.
.
.
.
.

Y tú ¿De dónde eres?.

Etiquetas:


Robots y conservas de duraznos
21.11.09 @ 2:17 a. m.

Abrí la lata con cuidado para no cortarme algún dedo como hace poco. Un bip bip sonó. Algarabía, me llamaban desde el fin del mundo. Escuché un coro que con parsimonia me gritó ¡ somos tus robots enamorados!. Mientras comía un pedazo de jugoso durazno, tosí y al ras de atorarme, dije: aah, cuánto amor a distancia, yo sólo quiero un robocop genuino. Tráiganme uno.

Mis dos amigos que son una pareja paradigmática, coleccionista de muñecos de Matrix, caminantes indestructibles, arcadefireanos extremos y sobretodo unos impenitentes viajeros, se rieron de mí. Lo cierto es que hubiera sido extrañísimo que no lo hicieran. Saben que vivo en una habitación que es una especie de cubículo con placards en sus cuatro paredes y que no duermo regularmente. Pero al final se descubren y nítidamente escucho sus suspiros, sus no te dejes joder por nadie en el país de los descalabros y las playas adorables. Los imagino inquietos en alguna supertienda, comprando a Robocop con cabello natural, los veo cantando amor artificial en la cama, olorosos después de un día de retos y de todo ese vaivén del carajo, comiendo al final del día, como yo, duraznos de lata y riéndose de mi gran capacidad para ser alguien ojerosa, flaca e imposible ante el arduo zig zag de la vida.

Una hipermoderna sucesión de fotogramas llegará en un paquete en unos días. Espero que al abrirlo aparezca Robocop y que mis amigos sepan allá en una calle cualquiera del mundo que intentaré verlos en uno de los veranos, cargada de conservas y coralillos, sin el ultracaparazón de la soledad. Trac.


Etiquetas: , ,


Anotaciones sobre Drag Me To Hell
18.11.09 @ 2:40 p. m.

Sin ser una crítica especializada en películas de terror, ¿por qué no apuntar cuestiones que están allí en la mente como fogonazos?.

1.- El humor en Drag Me to Hell llega en momentos picos. [Por ejemplo en la oficina cuando la anciana se saca la dentadura postiza y cuando en la playa de estacionamiento se asusta porque en un primer momento cree haberla perdido]

2.- El suspenso no decae ni porque racionalmente te digas que toda esa escenografía fantástica no te engaña.

3.- La fatalidad es un espejismo en la película. Los detallles vale la pena interpretarlos.

4.- El punto de partida del film opera como interesante recurso para cuestionar el mundo de los yuppies. [¿Lo creen, sí o no?]

5.- Me llama la atención la performance que tienen los latinos y personas de las minorías marginales como los gitanos en este film. De una filo/oda a lo sobrenatural hasta una parodia sobre la suciedad.

6.- Me pregunto si lo sexual ha sido deliberadamente obviado porque Sam Raimi consideró que no era relevante en esta historia, si no como un elemento distractor . [¿O no importa este punto?. Al fin, la película se resuelve con directrices y no interesa si había sexo o no en Drag Me To Hell?]

7.- Siguiendo al anterior punto: Con esta película, lo resaltante es toda la trama. El sexo se diluye a veces y eso no afecta al film. El sexo estalla por otras vías escatológicas que ni percibes sino cuando recuerdas cómo dos cuerpos dormidos, bellos y agotados, de pronto están amenazados por una repugnante mosca que en su zumbido rodea la boca de la muchacha y plaaf, ¡entra!. Y se queda en su cuerpo, dentro. [Asco]

8.- Después de ver Drag Me To Hell piensas en la Fatalidad. Pero no, no es eso. Todos esos grandes momentos que espectaste en el ecran, hablan de mucho más: de sangre, ambiciones, pavor, RESISTENCIA, y ante eso la fatalidad es sólo un accidente. Un terrible accidente.


Etiquetas: ,


Haneke mordió la madrugada
@ 2:41 a. m.

Vi Funny Games U.S., de Michael Haneke.

[Ha sido muy cruel. Algún psicokiller como el que se vestíav como un tenista ves en el film, podría estar a la vuelta de la esquina. posible]

Por ahora es todo lo que anoto. Apenas unas líneas. Y qué chocante las imagenes que llegan luego. Una muchacha china postrada con su bebé en la espalda. Un bonito perfil y una lágrima. Oh, no escribo más. Necesito una vez más, dormir, dormir...

Etiquetas:


Sam Raimi sabe qué es el terror
13.11.09 @ 7:05 p. m.

Vacaciones de terror, ¡ay nanita!.
Pablo Manrique.


Apenas dejaré unas líneas. Antes de salir sigo un impostergable impulso: decir que Sam Raimi es un realizador fílmico que conoce de almas en explosión dark. Todo lo que necesitaría saber sobre malignos seres que se van cuando te arrebataron todo, lo sabe Sam Raimi. Con su manejo kitsch visceral, marcando un desafiante personaje que llega al punto más delirante de lucha extrema porque sabe que si no será llevado a las antípodas de lo bello. Una pobre diabla llena de esputos, no. Y es que Drag Me To Hell es una alegoría de la resistencia.


[Volveré con otro post... Salutes y velvet para todos]

Etiquetas:


Imposibilidad
@ 6:03 a. m.

Realizamos una especie de discursiva soprendente. El alba se lleva algunas alucinaciones o dudas.

Y la imposibilidad de asirse a algo transparente pasa. [Eso es muy mierdoso, piensas]. Preparas el desayuno. Unas cuantas pecanas, frutas y gestos de insomne. Los tics del hambre.

Etiquetas:


El chip de la alegría
11.11.09 @ 4:03 p. m.

Vino empaquetado el chip de la alegría en 140 caracteres. Me lo aplico a las manos y sale este breve post.
Me lo aplico a los ojos y arroja un vaho refrescante.

Placas de colores por cada palabra [oh-oh, no es un plus de optimismo, ustedes saben]




[¿Me cuentan qué les alegró hoy?]

Etiquetas: ,


¿Siempre eres un gato feo?
9.11.09 @ 4:23 a. m.

Creo que en twitter, somos flamígeros.

En twitter he sido un gato feo cuando he estado triste.
Viajando en el bus he sido un animal silencioso. En la fila que parece en un golpe de vista, interminable, he sido una consonancia X. Leyendo El vino del estío he sido feliz. El regreso a ese campo de cerezas en el que una tarde de verano fue la postal physical en directo.

Nos iremos a bares con Bradbury, Ceci. Y te contaré cómo fui ese gato feo. Búrlate.

Etiquetas: , , ,


De lo público y lo privado en las redes sociales [frenesí e ilusiones & tempos]
6.11.09 @ 4:41 a. m.

...en los zapatos estaba siempre el estío.
Ray Bradbury, de El vino del estío.



Hubo un crack mental en la superficie: pequeño pero penetrante. Me percibía individuo con caja molecular sellada. ¿Debía abrirme públicamente en twitter?. El lugar donde muchos nos dejamos atravesar por diversas voces, decantados como animales de bestiarios, como ciudadanos inconformes, como personajes contrarrestando los parámetros.

Por ejemplo la alternativa Facebook es una plataforma con millones de cuentas: allí está la certeza de hallar en sus registros, amistades, conocidos, bandas, celebridades, etc. Sus canales de cercanía son más directos en las formas, pero el atractivo de twitter profundiza en los contenidos, lo inesperado, lo emergente.
Twitter según algunos es una élite en comparación a Facebook. Pero esa afirmación contrasta con su naturaleza performativa, que se ha desbordado con la imaginación apuntando a mucho más que la anotación literalmente cotidiana. No necesitas ser alguien famoso para estar en twitter [sí, tampoco en facebook: ambas son cuentas free y territorios diferentes] . Y en fin, de twitter hay posts anteriores en film X, así que iré al punto:
¿Lo privado se desdibuja en el panorama twitter?. Responderán que ese no es ningún problema. Hay una franja delimitada en cada persona cuando tuitea: nadie se descubre totalmente. Ni sería esa la norma ideal. Ni hay en realidad capas normativas si no implícitas maneras de fluir en una zona que es miles de zonas, no ghettos, si no lugares de constantes desplazamientos a través de 140 caracteres.

Mecanismos en cadena: el RT que es lanzar al timeline lo que otro tuiteó, como una forma de identificación. La versatilidad twitter abraza seres tan distintos entre sí como afines. Y así también modos de estar en twitter: intensa sociabilidad, popularidad, lugar de micro-narrativas, de replies, de juegos. Zona de movilidad política, expansiva, heterodoxa.

Hay sin duda un zig zag en twitter que no se cae por el lado conservador, porque la naturaleza de twitter no es idónea para los remakes brutales de las ideas tiesas.

En esta madrugada llegué a una simple constatación: twitter es plasticidad. Red social que no te obliga a optar por una postura rígida. En twitter puedes inaugurar modélicas miradas a partir de tu propio proyecto: tus objetivos no existen como cálculos, o tus proyecciones se mueven por una concentración básicamente individualista, o hay un punto que es el yo pero no te basta. Nunca te basta. Aprendes paulatinamente a dosificar tu tiempo: no te dejas arrasar por la zona twitter sino que llega el momento en que la ocupas con naturalidad. La adicción destructiva no armoniza con la existencia twitter.

En mi vivencia tw, estas recientes semanas me configuran como alguien ecléctico [coherente con mi personalidad]. Lo que obtiene visos de resplandor es lo que potencia twitter: te aproxima a lo que anhelas en el fondo y te confronta con tus fantasmas y subjetividades. Mientras más percibes lo que dicen los otros, tu otredad a su vez se aclara. Es una eclosión de cristales en modo deleuziano. Y lo importante es canalizarlo, al extraerlo del cuerpo para dejarlo por ejemplo en un post. También podrías dibujarlo, cantarlo, procesarlo en un video clip o en un proyecto de largo alcance, como es la realización de un film. Todo este soporte de rizos vuela.

La imagen del estío [epígrafe del post] que siempre está en los zapatos es como un sueño que ocupa el deseo: los zapatos cómodos del niño Doug, y todo el verano en ellos. Objetos o cosas que concentran sensaciones. El estío como sensación y la finitud de los zapatos. Éstos serán renovados y después de un verano llegarán otros zapatos, otro ciclo de ebriedad. Drunkie summer. Cada verano tiene sus sueños.

Twitter como posibilidad escénica-real y como zona de multimúsicas va más allá de los paraísos. En sus contradicciones y vulnerabilidad se gesta día a día y noche a noche un universo.


[Machines y tiempo]

Etiquetas: , ,



◄ Older & Newer►

contents © http://postdrunk.blogspot.com 2011


entries others