Bosques y máquinas//

“Somewhere Nabokov is smiling, if you know what I mean"



El rápido tránsito y el ritmo X
31.12.09 @ 5:47 p. m.

Me parece haber estado hace unos minutos en esta cabina y no, porque ya pasaron más de tres horas y dentro de unas estaré en una mesa en pleno influjo de transición, como ustedes, y cuando voltee a mirar la cara de D, ella tendrá la edad de las niñas que comienzan a inquietarse por esos vellos excesivos en los brazos.
Y así todo tan encarnado en mensajes ardorosos o seculares bip bip de un robot descrito en textos de 140 caracteres, por ejemplo. O la furia a la que es imposible renunciar si ves que los diarios y la tevé se llenan de caquitas consagradas. Y el despelote maldito con su negocio maximizado, su caleta crueldad en cada cosita sublimada. Oh sí, qué mundo. Pero no te rompen, allí estás reconfigurada y te comes las nueces y las uvas. Te enamoras. Como esos flaneurs de los que escribía Walter Benjamin, en medio de edificios y maquetas de ciudades que se desmoronan. Le das un pase de posibilidades a esa arquitectura soñada. Pero no eres una soñadora. Eso no basta.
[Les envío mi desfasada alegría. Me embellece estar viva. ¿Y a ustedes?]
Y aunque el horror en una lata de frutas cultivadas por niños en algún prado saqueado, se va colando poquito a poco en las manos, tampoco te rompe, tú sabes, ella sabe, él sabe.

Así que la alegría no se deja desalojar de tus hemisferios cerebrales. El corazón y sus fisuras le caen perfecto como imagen a la lírica, y alguien silba.
Nada es suficiente.



Etiquetas:


¿Cómo les va, cómo me va en estas últimas tardes del año?
29.12.09 @ 5:55 p. m.

Conté en twitter que vi a la Virgen de la dulce espera y lloré.
Divinidad cual filigrana artesanal, de las manos de Juana Mendívil, cusqueña amadora de las vírgenes con vestidos largos y bordados con suprema delicadeza.

Estas últimas tardes del 2009 tal vez serán similares a las que pronto llegarán, lo sé. Con el sol poniente, cosas abstractas elaboradas en minutos robados a las tareas. Ganas de escribir sobre conceptos vistos en un cuadro, lecturas periféricas. [Todavía no vi Avatar]

Me tendí después del almuerzo a dedicarle pensamientos a quienes se acercaron a mí a través de twitter. Mi condición de nómada me impide estar en un solo lugar y tener horarios, comprometerme a citarme con alguien sin que predomine la posibilidad de fallarle. Y en fin, me imaginé por un rato conversando con Paola, la philosofer, y recordé su preciosa planta con gel en su estante reluciente. Me dije que me gustaría que lea mi tumblr, por ejemplo. A veces atisbo el suyo y hace unas semanas me di cuenta que teníamos el mismo template, así que cambié el mío. Los que vienen mucho por aquí, saben cómo me gusta cambiar templates y que eso se relaciona más con esta zona. Y también saben qué significa la etiqueta k, [demonios, esa k, sí] y de una u otra forma, estamos conectados. Me interesa escucharles, acá estoy.
Si pasas por el film x, Sergio Colmenar, ten en cuenta que me suelto escribiendo y que eso implica que cuente algunos sucesos que probablemente no importan en general, pero lo valioso de todo este rail constante es cómo nos aproximamos. No afirmaría que se opera una profunda simbiosis entre lo que escribe Sergio Colmenar y yo [no te espantes Sergio C] mas sí que remueve mi mirada sobre todo lo que me involucra, como en otras perspectivas, la Inmanencia de Naxos, ha operado en mí. O como esa potencia de mi querida Sayak. El kurupí está lejos o está cerca y su desperazamiento punk me acompaña con su sola existencia. O la black zona de la máquina de Hamlet, el pulso de Poli, toda esa frescura que necesito en esta vida como necesito esa multidiversidad de miradas cayendo y cayendo a mi cabeza, retroalimentándome cuando hay un un intersticio y que allí estemos, con este impulso de exploradores, y habría que hablar del espacio de postbop, de todo lo que prefigura y va construyendo, como de la radiante Poliamida y su elegancia, o la perturbación que dibuja en sus palabras Jaime Galarza con sus historias. Y zoom, zoom, los posts de Jesús DeLeón, la Catatonia del neobarroco Reiben o el influjo que despliega a su alrededor el Crossfader Network Rafa Saavedra, las páginas de Satán en Lima, y Patricia de Souza, desde París u otra ciudad del mundo.

Me dejo llevar por lo que me configura: este film x, las voces que arman un gran campo magnético. Todo. El país como referente de raíces, la Historia, y los radares políticos. Este año fue marcado por los cruentos sucesos de Bagüa. Una vez más se devela que no todo se trata de lo que ves en los noticieros, y en los registros oficiales. Lo elemental en cada hecho. Nos nos dejaremos joder, gritaba un muchacho ayer. Sí.

Me siento viva como ese deseable pulpo biomacánico de fantasía, a veces. Un transformer que sale a su ciudad, aborda el autobús y en largos trayectos, va procesándose hasta que sobre el asfalto, se fusiona con la urbe. Un animal en realidad, con hambre de todo, de todo. Oh yeah.


Etiquetas: , , , , ,


horrísona
@ 5:18 a. m.

Domesticados. [Ese es el horror que apenas sobresalta en estos tiempos]

Bébete tu soda heladita, me dije y aterricé en la noche que se acababa. Ya suena el primer claxon del panadero. Buuuuum, un torniquete al lado, y los ruidos de la computer. Un eco de Séneca y papeles estrujados. El recuerdo de Danilo escribiendo sobre vasos de ternopol, lapiceros, Ikea y su ciudad de arquitectura uniforme con el mar salvando su perfil de cemento. Te diría Danilo, que Lima es la bienamada flor carnívora o el corazón de un país herido. Te hablaría de Bagüa y de los malditos noticieros, de las callecitas estrechas de Barranco y su tren florido en medio de la vereda, frente al Parque de las estatuas blancas.

Y se me escapa el alba con su clown fantasma. Un asedio breve, no me hagas caso.
Necesito escribir mails como si fueran mensajes de vida o muerte, y después como si se tratara de panfletos futuristas. Y tú serías el destinatario, un astronauta perdido que encuentra su estrella en el universo, su amuleto sideral, mientras escribe sobre muchachas bellas y clases de literatura.

Estaré lejos, Danilo, y sin estilográfica especial. Y te recordaré cantando como una de esas arrebatadas caminantes. Nómada toda la vida.

Etiquetas: , , , ,


Virales
28.12.09 @ 3:34 a. m.

Son virales las palabras cruzadas como bólidos, los vectores de la noche, twitter a toda hora, los avatares y sus mensajes, el imaginismo liberado, el graffiti que pintas con aerosol rojo, las canciones de Pixies, el cine de Rob Zombie que renace en Michael Myers con sus botas llenas de barro en un feroz primer plano. Y viral es la imagen de tu cara difuminándose en estos días frenéticos.

Crack, crack y film x.

Etiquetas: , , ,


Esa prisa que no te gusta
25.12.09 @ 4:57 p. m.

De todo lo que se vacía en un big bang. De todo lo inesperado...

Una rata negra sobre tu boca
19.12.09 @ 12:27 p. m.

[Tan sólo ese fue el sueño: y al fondo caía la nieve sobre la ciudad llena de guardianes]

Etiquetas:


Comeré nueces con los minotauros
17.12.09 @ 12:31 p. m.

Iré al supermercado, a perderme entre electrodomésticos y lucecitas reflex por navidad. Pensaré en los avatares perdidos de un amor oculto entre pliegues de la piel. Por cada pliegue una sensación, un pequeño temblor.

Cuando deposite la bolsa de nueces en el carrito de metal, me sentiré mejor: la antesala del instante delicioso. Llegaré a la casa de los niños y para jugar les diré que son minotauros, y que la habitación grande es el laberinto. ¡Vamos mis héroes!, exclamaré. Me perseguirá D con su perfume de orquídeas en las manos, y el niño se irá a otra parte porque él anda en otras rutas y no querrá ni siquiera una nuez, sino mandarinas y seres míticos de la urdimbre digital.

De las guerras reales a la pantalla electrónica, mi niño te voy a hablar. Y te daré una nuez con un poco de helado, y ese fuzz del robot. Dirás: sí.

Etiquetas: ,


En el tren junto a Woody Allen
7.12.09 @ 8:45 p. m.

x818gif




Acá va un recordatorio del sueño. Viajaba en el bus y me puse a formar círculos con el vaho de la niebla en la ventanilla. Como cuando era una niña y papá me miraba tranquilo con su sección A del periódico. Soñaba despierta como a veces nos provoca soñar, y este apunte es eso: un registro breve de lo intenso que puede ser ver apenas por un instante a Woody Allen con su gesto filo-sicótico, tal como se veía en Stardus Memories.
Hace poco leí un comentario acerca de lo fantasioso que puede ser alguien, e insoportable. Supongo que si te la pasas comentando qué imaginaste puedes ser molesto, pero al fin el quid radicaría en cómo lo cuentes. Y en estos días apenas si puedo conversar en medio de las memorables sinopsis pendientes hasta el punto que me pregunto acerca de lo espléndido que sería organizar una fiesta. Sólo que no soy idónea para lanzarme a esa epopeya. Mi casa es esta habitación, un búnker al que debería cambiar por otro.

[Una cuestión de vida o muerte si se dramatiza un poco]

Lo que esta zona necesita es acoger especulaciones siempre y cuando sea más que aceptable. Y al fin, este film x es leído, quiero pensar que siempre, con cierta fidelidad lejana. Oooh, lo sé: contiene delirio este anhelo. Dejémoslo.

Hoy cuando me acosté me vi otra vez pensando en quienes quizás nunca me recuerden, excepto por el momento en que leen un tuit. Y me reí. A mí me asalta twitter en medio de una acción física, como por ejemplo, ir al baño. Y prefiero mudar la sensación para que no adquiera visos escatológicos. Trasladar el recuerdo, para el bus no es complicado. Sólo que esta vez Woody se sentó a mi lado y no estábamos si no en un tren, en total silencio aunque los claxons en las calles sonaran y el cobrador pasara para marcar el boleto. Woody y yo un minuto en el tren, sin cámara filmándonos.
Ni siquiera le dije Hola.

Imagen, vía: this isn´happiness

Etiquetas: , ,


Indestructible machine
@ 5:39 a. m.


Viajaba en la vagoneta espacial y me sentí en un punto alfa, con un Terminator en la cabeza. Una vértebra dibujada, un esternón pintado en cartón, diálogos de twitter, noticias, Bolivia, o ese tuit de Issa contando que se preparaba para escribir sobre las elecciones en Honduras.

Un trazado de líneas palestinas, ruido de la madrugada con feroces giros. Nadie lo comprende, ni siquiera yo que me lanzo a con más ganas a esta mortalidad de diciembre, sin perfumería rosa, apoyada en todas esas cosas terrestres y en stickers de niña, la pequeña musa D y su globo psicodélico. Ah, dirás que todo esto no interesa, pero el amor-factor no es una anécdota. Cómete una rosa con espinas pequeño animal. Y una ratita aparecerá rauda ascendiendo por ese pic, por tu pared limítrofe. O no, no es así. Es pura anomalía de viajera exhausta después de violentar al alba.


Imagen, vía Google.

Etiquetas: , ,


@ 5:02 a. m.

x818gif

Viene el preludio de un crack del terror. Y amanece en la ciudad, con algo de Charlie Parker: desnudez.

Imagen, vía: this isn´t happiness

Etiquetas:


Vámonos zombie invisible
5.12.09 @ 4:25 a. m.

Como si afuera nada fuera amenazante, rápidos, como estas líneas, como este pequeño sopor.

Etiquetas:


Enamoradizos, nunca
3.12.09 @ 4:07 a. m.

Alguna vez conté que suelo enamorarme. No de individuo tras individuo, si no de mucho más. Podría enamorarme de la escenografía de Carmina Burana y mantener esa sensación por días, hasta que algún impacto ocupe ese lugar que no es fascinación romántica. No exactamente.

He observado a los enamoradizos, seres propensos a adorar a quien les elogie y les coquetee. Creo que en el colegio aprendí a reconocer en mis compañeras esas actitudes, desde la inocencia hasta lo maleable. Un candor espurio.

O todos necesitan con desesperación algo que les parezca estelar. Y de pronto no sabes reconocer dónde está ese lugar, ese cuerpo, esa belleza desasida. Eso me dije. Y salté a la cama.

Etiquetas: ,


Tu perfil lunarejo
1.12.09 @ 5:07 a. m.

Aquí no hay galletas y tengo hambre. Pero no importa. Toco la foto.
Intento contar tus lunares, esos puntitos radiantes de tu rostro bonito. Impacto de la distancia con su flor sintética al extremo del monitor. Extrañamiento. Ver tus pestañas que parecen el recuerdo de no sé qué perturbación. Simultáneamente desenvolver paquetes de postales, una muñeca de aluminio, una raqueta de tenis, una guía de calles de París. Pero yo quiero irme a China y después a Kyoto, y llevarte conmigo en el portapasaporte. Y doblar boletos en los subways para enviártelos en una imagen scaneada, un graffiti digital para ti eso quiero. Así pensé mientras el ruido del celofán se mezclaba en un remix con mis estornudos y los primeros sonidos de la mañana. Niños despertando en el departamento del lado, alguien llamando a su madre como un poseso. Run run la canción de cuna para Riana, la bebé de la muchacha seria como un soldado de guerra.

Todo como una canción de Adam Green en un cuarto de minuto.

Y al final, antes de bañarme guardo tu foto y veo cómo amanece y a lo lejos tu cuello se humedece cuando despiertas.



Etiquetas: , ,


Bassie
@ 4:49 a. m.

Siempre hay un Bassie en cada lugar, con su bolsa robada, su cronómetro de las oportunidades, su vago color de animal cansado. Un viejo Bassie, nunca stalker, nunca clown de nadie. Ni asceta o héroe. Pobre Bassie.

Etiquetas: ,



◄ Older & Newer►

contents © http://postdrunk.blogspot.com 2011


entries others