Bosques y máquinas//

“Somewhere Nabokov is smiling, if you know what I mean"



Nota solana III
31.10.08 @ 3:48 a. m.

Ésta es la última Nota solana. Al menos por ahora. Mi cabeza se mueve al ritmo de The avalanches mientras miro esta ilustración. Fantástica, y sin embargo nada te dice que parezca inaudita en el sentido de su composición. Inaudito es que esta imagen estuviera a modo de escena, viva, frente a nosostros. Pero en esta ficción elaborada la imagen se ve creíble, potente, extremadamente irónica.

Por analogía, creo que así sucede con la escritura. Escribas lo que escribs, si la naturalidad está en el texto, sea en situaciones amables u horrorosas, la lectura dejará su marca, indeleble si el texto se introduce en quien lee y se vuelve parte del imaginario personal. Un modo de contener la belleza, ¿lo creen?.



O como el contendio de este video. Verás cómo se inicia, cómo se desarrolla. Todo encaja siendo una especie de pequeño cuento musical. Cien por ciento natural.

Lo único que puede separar lo realizado de su espectador como sucede con el lector -texto, es que no exista una preparación para mirar , leer y escuchar. Si no estás habituado a leer, te sorprenderá cualquier texto tenga o no tenga naturalidad. Ah, bieen, eso lo saben ustedes. La nota solana me ayuda a enfatizar lo que busco y este es el espacio para guardarla. La bitácora. Film X.

El video de The avalanches con el tema Since I Left You cierra la tercera nota solana. Cae exacto, como un episodio de color, inolvidable.





Ilustración vía Google.

Etiquetas:


Nota Solana II
@ 3:13 a. m.

Tengo que decirlo.
Hay cierta naturalidad al escribir que amo. Reconocible, fluida.

Hay escrituras perfectas. Pueden hablarte de dramas, hallazgos, vidas ruitnarias, crímenes, etcétera. Pero el lenguaje que inclusive se presenta como fresco está demasiado ajustado, como en un puzzle forzado, donde todo encaja, pero apretado, así que ves que las figuras están a punto de saltar. Allí no hay naturalidad.

Escribir sin naturalidad. Me inquieta. Anhelo a que de las palabras se sienta algo tal vez denso, inquietante, pero siempre natural. Ese es el camino.

Etiquetas:


Nota solana.
30.10.08 @ 10:35 p. m.

Hay maneras de escribir demasiado intensas. No critico los sentimientos. No se puede criticar lo que sientes. Me refiero a lo que entra al terreno de la llamada literatura. Analógicamente parece que a veces uno se encontrara leyendo un tango interpretado por Libertad Lamarque, la novia de América. En retrospectiva, creo que cuando escribía en el puerto, algunas veces caí por esa pendiente, la del patetismo. Era yo una patética, lo que era perfecto o válido. Sé patética si no hay nada qué hacer. Pero si quieres escribir más allá de tu dolor, sacúdete. Sé implacable contigo misma. Eso me dije y por eso, ahora existo en un Film X.

Etiquetas:


[ pianística ]
@ 5:58 a. m.

tú eras el chico de los pianos. tu historia nacía con los acordes de un concierto en la sala de tu casa roja como esa mañana cuando la sangre caía del vientre de tu madre. el anuncio de tu cuerpo y su convulsión. las horas, la incubadora, la filmación de tu arrugada cara, el movimiento de tu pequeña cabeza.

cuando llegó el primer piano, tu memoria fotográfica lo guardó en blanco y negro como en los films noir. nina simone cantaría algo tristísimo para ti, el niño solitario en esa casa turbina. después de nina, todo el magnetismo cabía en tu primera canción para piano. premonición del electropunk. después del piano, la guitarra eléctrica y más adelante el segundo piano con nina llena de bruma y saudade que era la mismo, la prolongación de tu karma, el summus de la adolescencia arrinconada a cuartillas, experimentos musicales, orquestación y banda visceral o angelical según el ritmo de los días y el color de la ciudad . tú escapabas de la bruma, tú tocabas el piano. tú mutabas pianísticamente.

la captura de los disidentes de la gran ciencia totémica, de quienes todo el mundo hablaba sucedió cuando tenías 16 años. tú te habías alimentado de la ciudad, sin epifanías, transformando los cruentos sonidos en óperas para ser tocadas en escenarios abiertos como pistas de aterrizaje, lejos de la casa turbina.
los fantasmas de tu primer piano aparecían en tus noches turbulentas. eran la desolación y el camuflaje de la música protegiéndote de la guerra.

o tú eras un fantasma de ti mismo pero estabas vivo y el piano era tu símbolo de identidad.

volver al primer piano. volver a la oscuridad y al primer hallazgo. quién sabe, chico solitario, qué pasará.




ellos son como el señor smith en matrix. o son como verdugos postmodernos. algunos adorarían tu música. te traerían el piano imaginado por ti en esos sueños festivos que simplemente eran las pre-composiciones de tus óperas y movimientos diseñados para ser feliz.

querrías escapar. querrías llevarte el piano mientras sales de la casa turbina. factoría del arte negro, gran caja musical. pero no sabes a dónde ir, porque no tienes madre, padre, ni amigos, porque eres como un piano sin pianista. y porque nadie te llama aunque te aplauden. la ciudad se olvida de ti. eres como un piano silencioso, ahora que no sabes a dónde ir.

tal vez cometerías un crimen si te olvidaras de tus fantasmas. si fueras un cyborg, si no fueras en realidad un piano, un hombre piano.


Ilustraciones vía Google.

Etiquetas: , ,


Devotage 6
20.10.08 @ 1:49 a. m.


Si estuviera sentada allí , en medio de esa banca y de pronto se aproximara un tornado sucio, idéntico al de LOST, ¿qué haría?. ¿Correría desesperadamente? ¿oraría?.

Quizás oraría una especie de mantra, y cerraría fuertemente los ojos para ver una cara amada, dos, tres caras, justo a tiempo para ser arrastrada por el tornado, antes de que mi cabeza se estrelle en un tronco macizo, en medio del bosque y de todas las pesadillas hechas realidad.



Ilustración tomada de Google.



Etiquetas:


Kafka ¿habría tenido miles de comments si hubiera blogueado?
18.10.08 @ 10:21 p. m.

Kafka en sus cartas a Felice, su novia formal, develaba esa tortuosa vanidad que los creadores tienen en algunos casos, bastante profusa. Pienso en Kafka viviendo en este siglo. Escribiendo un blog. Cristina Rivera Garza escribíó este artículo sobre Kafka bloguista. He pensado en cómo Kafka hubiera sido acogido por otros bloguistas y por los lectores de blogs. Si Kafka hubiera escrito en un diario, como El Comercio, aquí en el Perú, que tiene blogs supeditados a su dominio y en los que habitualmente comentan miles de personas por post, o en un blog de un diario español, en análoga experiencia, ¿cómo habría sido su experiencia?. Kafka vivía en Praga, así que supongamos que hubiera escrito un blog en esa bella ciudad, empapado de la idiosincracia europea. Que tal vez Kafka hubiera sido un oscuro dandy escribiendo su blog con esa ironía suya, con ese marcada atmósfera densa en todo lo que escribía. Así que no hubiera sido nunca de los nuncas, un escritor para grandes públicos.

Nada descabellado sino todo lo contrario, pensar que Kafka hubiera tenido al pie de cada post, un 0 comments.

¿O ustedes qué piensan?

Al mismo tiempo creo que si esta presunción es escandalosamente fea, dice mucho de lo que ahora se lee como algo maravilloso, estimulante, en la nota del best seller, o es mejor decir si se trata de la blogósfera, en la nota del ratting bloguista. Pero no quiero creer que todo sea tan aparatosamente proclive a lo light. Creo que habría que detonar simbólicamente el aparato educativo y movilizar las familias para que el acto de leer sea algo importante. No sé precisamente cómo, sólo sé que habría que encontrar los canales para que eso suceda. Que eso no significa obligar a leer a los niños, sino hallar la manera de que le encuentren el gusto y de que ese gusto no sea tan básico o que no se quede al ras de lo facilista. Porque imaginando a Kafka, el bloguista, la idea de que el lector se fortalezca como tal leyendo algo más complejo, leyendo por ejemplo a Kafka, viene a ser sencillamente lo más fantástico. Y es que lo complejo pasa a ser algo fluido, y su supuesta densidad se torna como un diorama abierto.

Lo estimulante.

Así que Kafka el bloguista en este siglo, tendría al pie de cada post, por lo menos más de 2 comments . Y cada comment denotaría que lo que antes pudo ser complejo, se ha leído con placer, inquietud o con extrañeza [otras maneras de sentirse en la lectura o de confrontarla, asumirla e interiorizarla] a tal punto que el comment lo demuestra, convirtiéndose en una especie de nota al pie de página, aportada por el lector a su vez bloguista o no.

Kafka en este siglo escuchando a The Black Heart Procession quizás pensaría en la primera línea de su próximo post. Y se sentaría frente a su laptop para escribir y escribir. Kafka el bloguista.




Ilustración tomada de Google.

Etiquetas: , ,


Ser animal mutante
15.10.08 @ 8:26 p. m.


Esta muchachita podría ser el personaje de un cuento. Antes fue una pajarita, un ser mutante.
Tendría un pasado, algo inquietante hasta desgajarte las suposiciones. Oh, sí la eufonía diletante. Una manera de expresar la bola ridícula del ser.



Imagen de Ray Caezar
.

Etiquetas:


Devotage 5
13.10.08 @ 5:45 a. m.



Tengo una nueva Banda fetiche. No se parece a The Chemical Brothers. No me sucede como los que se enamoran de hombres o mujeres parecidos a sus antiguas obsesiones, parejas, amates o como quieran llamarlos. Digo, nueva Banda, pero luego de escuchar varias canciones de ellos y esta vez no vía lastfm, la voy desmenuzando por canciones para luego totalizarla por sensaciones compactas.

Me pregunto por qué me he enamorado de esta Banda. ¿Qué me atrae tan fuertemente de sus canciones?. Hay algo melancólico en su personalidad, una línea diferente a la de Radiohead: es como si no llegaran a ese grado de desgañitamiento que te hace arrastrarte en algunos momentos, desgarrarte las uñas en las paredes, llorar demasiado.

Como si el mundo se fuera a acabar, o llorar por dentro, luciendo estoicamente.


No, con esta Banda, te contienes, que no es lo mismo que reprimirse. Miras el mundo desde el silencio. No sientes que estás cansado ni tampoco que estás absolutamente solo.

Escucho tantas canciones, hace un tiempo, me emociono y siento que viajo con algunas a territorios inexplorados. Vírgenes como soledades inéditas. Por ejemplo con Morphine te sientes fresco aún en medio de la tristeza. Con la Banda que es ahora mi compañía (pienso escuchar toda su discografía) te sientes desolado pero luego te dices: no, no es desolación lo que siento, es algo distinto. Podría ser saudade travestida. No sé cómo explicar lo qué es. Hay algo que se parece a una potencia, a un dolor cristalizado, las canciones como expresiones versátiles del dolor. Algo rebasado por lo estético. ¿Es posible que en un registro musical coexista la angustia y la belleza pero no simbióticamente porque es la belleza la que domina el registro?.

La fuerza de la Belleza.

Mientras sigo escuchándolos, pienso que esa es la belleza que quisiera nunca se me pierda: la de la música. Quisiera ser musical hasta la Nada.



*


Dos preguntas:

- Si pudieras componer una canción y quisieras dedicársela a alguien, ¿cómo sería esa canción?.

-¿ Alguien reconoce cuál es la Banda que muestra la foto? Esa es la Banda de la que este post trata.



*


Una pregunta final:

¿Se han fijado en la luna cuando la vida parece un río turbio?

Etiquetas:


¿al filo del amanecer qué piensas?
9.10.08 @ 5:27 a. m.

pienso en los hospitales opacos con niños esperando con sus padres, por un médico

pienso en los cuerpos fracturados

pienso en ti

pienso en qué ayer en twitter una conversación eclosionó, ¿qué sucedió?

pienso en que debiera ser más dura conmigo misma

pienso en juanita, en luc y en jstar

pienso en el cómplice que no fue

pienso en mingo viajando por el mundo

pienso en aquel cuerpo castaño

pienso pienso pienso en mi masterkid

pienso en la chiquitita de mi corazón

pienso en el nuevo imaginario que sobrevendrá cuando los géneros estallen

pienso en la sónica que sale de nuestros cuerpos

pienso en que el amor es un recuerdo

pienso en que el recuerdo del recuerdo se difumina y se va

pienso en que no debería explicarle a nadie que este es un texto especialmente escrito para
conjurar el alba

pienso en la intención de aquel cura que quiere tatuar las espaldas de los gays

pienso en los muertos de las ciudades violentas

pienso en heridas y cicatrices

pienso en la belleza del ajedrez

pienso en detalles y en presupuestos

pienso en miss violence

pienso en david foster wallace y no puedo imaginarlo ahorcándose o no quiero imaginarlo

pienso en que pasado mañana haré rayitas en mi cuaderno rojinegro y en que querré un tatuaje pequeño en mi nuca

pienso en mi desnudez

pienso en el deseo soy un deseo pienso


Etiquetas:


Series televisivas y Cheap trick dándole brillo al cerebro, yeeahhh.
1.10.08 @ 9:49 p. m.

Anteayer pensé que después de una sesión blipera gore, escribiría algo sobre cercenamientos. Pero me deslizé por otras rutas, y acabé madrugando, reenamorándome de bandas con sonidos extrañamente sucios y psicodélicos.

Hoy vi, creo que por quinta vez, el último episodio de Inspector Morse y medité sobre lo que Linkillo dice sobre el envejecimiento de las imágenes refiriéndose a LOST, porque piensa que tal vez será anacrónica al pasar el tiempo. Así que Inspector Morse debe ser una serie algo anticuada para los fans de una serie por ejemplo, cuya protagonista principal es una bonita policía que en cada episodio de una hora, tiene mucha acción y que a veces llora, es sexy y sabe pelear cuerpo a cuerpo.
Recuerdo haber leído un gran post sobre esta serie de la que se me fue el nombre, que cuando vi no me produjo ninguna avalancha de sensaciones, pero es que el post era sencillamente un tributo más que todo a un personaje. Así debe ser, me digo, te enamoras de alguien que al otro no le va a cautivar. Yo me enamoré un tiempo del personaje Inspector Morse. Mi primera etapa, fue de proximidad afectiva a secas. Mi segunda etapa fue de enamoramiento intelectual. Sí, aunque suene nerd, fue así. Y sin cuestiones sexuales ni sublimadas siquiera. Y en la tercera etapa me encariñé con el personaje asimilando su integridad, es decir ese no sé qué de hombre con reticencias hacia las mujeres no precisamente delicadas. Porque el detective Morse, amante de la ópera, lector constante, jugador de ajedrez, a quien le gusta resolver crucigramas donde encuentra anagramas y pistas, es un nato enamorado que toda su vida se la ha pasado entre mujeres siendo una, especialmente una la que ha querido mucho. Son todas esas tramas acumuladas sin jueguito sexual posmoderno lo que hacen de Inspector Morse, sí, una serie donde encuentras un humor punzante, algo amargado con un seco y brillante estilo inglés. A algunos, entre los que me cuento, nos gusta que las series se extiendan en más de una hora, porque así hay más detalles, más dioramas. Más apetecible ver una serie que no corra en media hora o 45 minutos. Con todo lo que significa que en más de una hora, sea posible aplicar en un episodio.


En el último episodio, el Inspector Morse dice estas líneas de un poema* en medio de una hermosa campiña, cuando Lewis y él beben sentados en mesas campestres e IM ladea su canosa cabeza [una majestuosa cabeza realmente]:

Ensangrentando los cielos
Cuán pesadamente fallece
Hacia el lejano oeste
Más allá del tacto, de la vista y del sonido
Para no ser hallado
Cuán desesperanzado es estar bajo tierra
Cae el arrepentido día

Nudo en la garganta: lo ves diciendo el fragmento que a estas alturas, te lo sabes de memoria, y otra vez te conmueves como un niño frente a su héroe. Veo a IM emparentado con Cioran por la vía de los actos, alguien que se hace policía pero que no tiene nada que ver con las burocracias, ajeno a los desfases violentos. Su violencia es otra. Y la vas develando en la serie, pero no es vengativo, corrosivo sí, pero no ruin. Porque hace tiempo que las series televisivas se quitaron los estereotipos del bueno y el malo, las antípodas, los extremos en un mundo esquizo. Así encuentras tramas, entre los intersticios de la globalización y las guerras.

El contrapunto en la serie, lo da la relación entre IM y su acompañante el Sargento Lewis, con quien desarrolla desde una tortuosa relación hasta una amistad que hace que IM se cuestione su elitismo intelectual con radicalidad. Esa honestidad suya le da a la serie su sustancia, porque este hombre renegón tiene una prestancia indiscutible en medio de sus debilidades, lidiando con su jefe, un hombre institucional hasta el fundamentalismo. IM es honesto sin que eso le moleste en lo mínimo. porque vamos, hay una diferencia entre el que es honesto porque se ve acorralado y debe serlo, y el que lo es porque no le seduce el poder, lo que al fin te da el dinero, el dominio sobre otra gente, las ganas de pasar por encima de tu prójimo. Pienso que por eso la figura de Cioran no me resulta descabellada para tomarla como referente cuando escribo sobre IM. Esa despreocupación por tener poder me parece lo más atractivo que pueda existir y en el Inspector Morse es patente como la luz solar.


Con Prime Suspect, [ asimismo inglesa], también opera lo que se considera corresponde a una serie no precisamente juvenil. Lo que no sé si es tan definitivo, aunque mirando las modas, la implosión del reaggeton y la euforia por la eterna juventud a modo piel estirada, creo que sí, tomando en cuenta que rigen las categorizaciones por intereses generacionales. Eso está cagado, piensa el ecléctico. Bueno, estamos de acuerdo. Perfecta metáfora de lo escatológico: lo cagado en cultura se afianza y la contraparte llega con las buenas series que arrasan con esas categorizaciones.

En Prime Suspect, se toca el tema de la mujer que dirige un departamento de policía y no transa con los intereses, choca con secretos gubernamentales, con jefes, intrigas, vive un romance, lo termina, es firme, no es una superheroína, es una heroína en medio del colapso criminal. No es la joven que mantenga al televidente prendado de su atractiva belleza. Pero es que ella es mucho más que todo eso, porque ha roto con los esquemas, se inmola en cada caso sin estruendo, a través de sus actos. Es inmensa. Cuando la miraba llorando por el caso de la chica musulmana, me decía que eso era coherente: la gente fuerte llora.


Llega LOST y rompe con las categorizaciones. Un niño sigue con interés la serie, una adolescente, una chica, una mujer, un hombre. Todos sentados y silenciosos mirando LOST.
Por otra vía, eso también pasaba con The Wonder Years, en otra nota The Munsters a los chicos ya no les basta. ¿Muy naif?. Ha llegado la era gore no subterránea. Mutilaciones: caen chorros de sangre.

Pero LOST concentra todo y lo ofrece con un pertinaz trabajo, con irreprochables y creíbles actuaciones, escenografía diseñada en proyecciones interiorizadas especialmente para la atmósfera de la serie. Se torna intrincada desde la tercera temporada, pero no burda, más compleja, pero no absurda en el sentido peyorativo.

Los personajes de LOST se convierten en gente a la que te acercas vivencialmente, como si fueran tus amigos, tu familia, ¡tus alter-egos!. Con sus contradicciones y actos heroicos, porque están en esa isla, como redimiéndose no de pecados terribles, si no de la vida misma, de sus jodidos zig-zags. Ese repaso en flasbacks de cada personaje nos acerca más a la serie, porque aquí hay más de un protagonista evocando sus amores y conflictos, y que todo ello sea espectado con interés es plausible. El misterio y las redefiniciones a través de una serie, son bastante estimulantes, inevitablemente te llevan a un punto en el que te estás mirando a ti mismo de pronto cuando estás sentado en silencio o en medio del ruido de la ciudad mientras caminas. Por eso LOST ya es parte del imaginario colectivo. ¡Televidentes del mundo unidos vía LOST!.

Ciertamente escribir sobre series televisivas ha producido en esta flaca filmadora, una especie de euforia, a la que contribuye Cheap Trick con el tema del día y seguramente de los que vienen. Así que lo colocaré aquí, grax al maravilloso Blip.fm.

A veces escribir te pone lumínico, propenso a ser feliz. Si dura poco, no importa: sucede.




Nota:
* Si alguien sabe quién escribió el poema que el Inspector Morse, dice en el último episodio de la serie [probablemente un poeta inglés, aunque puede ser una poeta alemana, francesa, etc que hasta el momento no ubico] saltaré de alegría y se lo agradeceré enfáticamente. Splaaaash.

Etiquetas: , , , ,



◄ Older & Newer►

contents © http://postdrunk.blogspot.com 2011


entries others